Ver Fotos

12:00 de la mañana y pese a los diluvios en días anteriores, salió el sol, aunque el aluminio sería necesario para el partido.
Día perfecto, mucha gente disfrutando en nuestro club y nuestros 29 jugadores preparados para dar lo mejor de cada uno. Este sensación duró poco al ver el calentamiento. Muy hablado, risas, falta de concentración, malas actitudes…

Revisión de tacos y cuatro indicaciones por parte del árbitro antes de empezar la batalla en el barro.
Todos colocados en silencio y… pitido inicial.

La posesión y la continuidad en las fases de juego para el 15 del delfín fueron claras en los primeros compases del primer tiempo. La defensa de Maresme BARBARIANS sufría constantemente la dureza de nuestra delantera y la velocidad de nuestros 3/4 lo cual se vio reflejado en el “luminoso”.

Poco a poco el 15 visitante fue posicionándose en el partido y empezó a reaccionar. Una paciente y gran defensa aprovechó errores en los pases y tuvo grandes oportunidades de ensayo gracias a dos intercepciones inesperadas para los locales. Esa actitud en la defensa contraria nos hizo desorganizarnos en nuestras fases de juego ofensivas, perdíamos la posesión por querer avanzar metros y tomar decisiones erróneas en el contacto.

Media parte, agua que falta hacía y el banquillo empieza a calentar para su inminente entrada en juego. Planteamos la segunda parte con otra perspectiva, más defensa.
Empezamos la siguiente mitad y nuestra superioridad individual seguía visible ante nuestro rival que no bajaba los brazos.

Trabajamos bien las fases desde toche pero falta mucho por mejorar. Sino trabajamos más serios, no podremos afrontar partidos con calidad en un futuro muy cercano.
Final del partido. Pasillo a nuestro rival dentro del campo. Aplausos a la grada. Una ducha muy necesaria y disfrutamos un gran tercer tiempo.

Dar las gracias al arbitro a Maresme Barbarian y a todos los padres/madres/ delegad@s/ entrenadores por hacer posible que tod@s disfrutemos de un día de auténtico RUGBY.
Pd: Los partidos se ganan en los entremos.