Nuestro equipo B, por su parte, llegaba a la Foixarda mientras jugaban sus compañeros del A. Tras alentar un rato desde la grada,todos juntos marcharon hacia el vestuario liderados por su capitán, un novato en esta responsabilidad que, a la postre, cumplió con creces.

Nos juntábamos en la zona de marca para comenzar con una entrada en calor suave. Teníamos tiempo suficiente por lo que activamos mientras de reojo veíamos lo que hacía el A. Se notaban ganas a la vez que un poco de nerviosismo por lo que nos depararía el partido. Luego de una primera rueda difícil ahora nos tocaría disfrutar… o no. Nadie sabía la respuesta de antemano.

Pero la verdad que lo que vino fue un festival de rugby.Ensayos, jugadas planificadas, buena actitud y sobre todo las caras de estar pasándoselo en grande. De haber habido más placajes habría sido el partido perfecto. Ambos equipos proponían pero el Sitges tenía un plus de juego, las cosas salían naturalmente y se notaban esas ganas de revertir la desazón de los meses anteriores. El partido fue limpio y los ensayos de todos los tipos y formas, los locales también aportaron lo suyo con una suma total de 74 puntos entre ambos equipos para redondear una gran tarde de rugby.

En definitiva, fue una muy buena jornada para nuestro sub16, sufrimos y disfrutamos de lo lindo. Llegamos al parón de Navidades con mucho que trabajar pero por la buena senda.

Feliz Navidad y próspero Año Nuevo!!!