6 octubre 2018, Jornada 1 Fase Previa Sub 18

R.C. Sitges vs CRUC

Se acabó la pretemporada y arranca la competición. La pretemporada se saldó con un despertar contra el FC Barcelona y un partidazo contra el Sant Cugat lleno de buenas sensaciones. La conclusión de la pretemporada, hay equipo y grupo para intentar conseguir cosas maravillosas esta temporada. Solo falta saber si los chicos están dispuestos a esforzarse y sacrificarse lo suficiente para conseguir lo que tanto desean. Todo empezaba con el primer partido.

El destino nos mete en el grupo B junto a Sant Boi, CRUC y CEU. Sin lugar a dudas el grupo más complicado de la fase previa. El primer partido nos tocaba contra el CRUC en nuestra casa. Los chicos habían entrenado de acuerdo con el reto que les esperaba. CRUC a priori era un rival directo en la lucha por una plaza en Primera Catalana, sobre todo considerando la gran rivalidad vivida la temporada pasada en sub 16.

Llega el día de partido y el CRUC informa que solo dispone de 11 jugadores. Que hacemos? Pues si ellos quieren jugar nosotros también. Salimos al campo con los planes iniciales, solo podemos controlar lo que está en nuestras manos y solo podemos jugar contra lo que tenemos delante. Salimos con Tano (estreno de pilar, campeón!), Lui, Pedro, Alberto, Imanol, Arnau, David, Segu (C), Ajani, Jason, Aarón, Victor, Massimo, Yaidel y Hugo P. En el banquillo estarían esperando Charly, Oliver C, Marino (sí, no es un error, MARINO), Llorenç, Lucas (Mr sicky), Alfonso, Oliver A y Lucien.

Arranca el partido y lo esperado, todo el juego a favor de los nuestros. En las pocas ocasiones que CRUC consiguió el balón se encontraba contra un muro defensivo contundente (no os hagáis ilusiones chavales, eran 11). El problema, jugamos pensando más en el contrario que en nuestro propio juego, lo que nos lleva poco a poco a ir perdiendo visión de juego. Parecía que cada uno quería hacer “su” jugada, juego sin dirección ni sentido. La calamidad llegó hasta tal punto que el CRUC fue capaz de atraparnos en nuestros 22 por unos buenos minutos, menos mal que supimos repelar los esfuerzos del CRUC sin consecuencias. Poco a poco el CRUC se va desgastando hasta que en el minuto 25 el árbitro tiene que suspender el partido debido a varios lesionados del contrario. Resultado final 31-0.

Tengo que manifestar nuestro absoluto respeto y admiración por la voluntad y agallas (por no decir cojo…) de los chavales del CRUC. Plantarse con 11 jugadores sabiendo que solo iban a sufrir tiene un mérito inmenso. Pero esto no podía quedar así después del esfuerzo del contrario. Pues acordamos jugar una segunda parte cediendo al CRUC nuestro banquillo, la cuestión es que los chavales jueguen! Todo una fiesta de rugby. Gracias al árbitro por participar en lo que acabó siendo un gran día de rugby.

Conclusiones, pocas se pueden sacar de un partido tan desafortunado. Solo expresar nuestra admiración por los chavales del CRUC por su coraje y espíritu. A destacar el buen rollo entre los jugadores, suerte para lo que queda de temporada. Nosotros a seguir trabajando duro para ir mejorando poco a poco.

Un último recado a los nuestros… los puestos se ganan entre semana.

Visca RC Sitges!

David C.