Después de un mes de entrenos llegó el último ensayo antes del arranque de la competición oficial. Anteriormente nos habíamos enfrentado al F.C. Barcelona, partido que terminó con mal sabor de boca. Dicho partido podría excusarse por una preparación limitada, la falta de un buen número de jugadores o cualquier otra “excusa”. O se podría culpar por falta de actitud y seriedad, y me refiero en los entrenos. Un par de semanas más de entreno y a medirnos contra el más grande antes de empezar la competición oficial. Todos los disponibles convocados. Faltarían los lesionados (sí, aún no hemos empezado y ya tenemos lesionados ☹), los despistados que siguen sin tramitar la ficha y alguno que se fue a parís (no te olvides el croissant). Sería la última oportunidad que los chicos tendrían para demostrar lo que tienen, a ver cómo iban a responder??

El objetivo era muy claro y sencillo: practicar el sistema de juego. Sabíamos que íbamos flojos en defensa ya que nos habíamos hasta el momento enfocado en la estructura de ataque pero por eso están los partidos pre-temporada.

Empieza el partido y por shock de los entrenadores, el equipo está siguiendo el plan de juego y trabajando como un auténtico equipo, lejos de lo que se vio en el primer amistoso contra el FCB. Ah, antes dije que íbamos flojos en defensa, a alguien se le olvidó decirlo a los chicos. Si me tengo que quedar con una cosa es el compromiso en defensa, sobre todo en la primera parte. En la primera parte se vio un partidazo, más considerando que aún estábamos en pretemporada. Las dos cosas que quizá preocupan fueron la falta de tomar el partido por el cuello cuando teníamos al contrario contra las cuerdas, y el bajón físico hacía el final de la primera parte que permitió al rival igualar el partido. Una media parte realmente entretenida que acabó con un 5-5.

En el descanso hacemos todos los cambios posibles, es decir, la línea entera del 9 al 15 y sustituimos a un par de gordos de la delantera que lo habían dado todo en la primera parte. En la segunda parte desapareció la contundencia y cohesión defensiva, el bajón físico pasaba factura. El Sancu supo aprovechar la situación y dominó por completo la segunda parte. Eso sí, la magia la dejó Arnau con un toque magistral (ni él se lo cree) que acabó en ensayo. Me perdí la jugada gracias a Lui, me la pagarás! Terminó el partido con un contundente 48-10 a favor del Sancu.

Conclusiones del partido:

Hay equipo, pero más importante, se demostró que hay grupo.

El problema fundamental número 1, forma física, se arregla los lunes;

El problema fundamental número 2, falta de cohesión cuando estamos cansados, se arregla con máxima asistencia los martes y jueves.

Anécdotas del partido:

La lesión de hugito, a ver si escuchas a tus entrenadores! Esperamos que te recuperes pronto nen, no sabes lo que llegas a aportar al equipo! (por cierto, feliz aniversario y acuérdate que existe Instagram!) Mención especial a Fabián por tu ayuda.

El try de la segunda parte gracias a la magia (bollo) de Arnau (Lui, no te lo perdonaré nunca!)

La inauguración de Segu como capitán a falta del eterno lesionado (cuando vuelva, seréis una combinación impresionante!!

Anécdota para todos los tiempos… Se nos lesiona el hombre cristal (sí Lui, tú) y le decimos al capitán que tiene que jugar en la primera línea. Su cara y su voz… ni mastercard!

En fin, jornada muy positiva, pero de nada sirve si no seguimos trabajando ahora que empieza la competición de verdad.

Visca R.C. Sitges!

David C.