Ver Fotos Jaume / Ver Fotos Mari

Después de la gran victoria el sábado anterior contra el CRUC quien había sido nuestra bestia negra durante la fase regular nos ganamos el derecho a participar en el partido más importante del año. Por segundo año consecutivo nos metíamos fuera de pronóstico en la Gran Final. Y una vez más tocaba enfrentarnos contra el invicto y todo poderoso Sant Cugat. Una semana para rebajar la euforia, prepararnos tácticamente, y recuperarnos tanto física como mentalmente del esfuerzo apoteósico de la semana anterior. El equipo técnico decidimos tomar la misma estrategia que nos fue tan bien para la semifinal. Mínima presión, máxima concentración y buena onda a pesar de los varios inconvenientes. La semana empezaba con la conocida baja de Oliver C debido al viaje de fin de ESO más inoportuno de todos los tiempos y la más que probable baja de Luka por lesión. Con lo que no contábamos es con la inesperada baja definitiva de uno (espero que recapacites, sirves para este deporte y lo sabes), y otras bajas por falta de compromiso, una autentica lástima. La ausencia de Oli nos provocaba un auténtico quiebro de cabeza, no solo por su tiro de touch, sino también por su labor en la cocina (casi siempre desapercibido por el que no entiende las artimañas de los cinco de delante). La preparación, aun teniendo poco tiempo y significantes contratiempos, había sido positiva. Tanto es así que el equipo técnico estaba convencido de que domingo podría ser un gran día, las sensaciones eran realmente buenas!

Llega el domingo con la ya conocida victoria de nuestro Senior en la final de División de Honor Catalana (enhorabuena compañeros, el A y el B campeones, pero nada de presión). Seguimos el mismo programa de la semi, los convocados al campo temprano para practicar cuatro cosas, soltar los nervios y repartir camisetas en nuestra casa. Como siempre, ante un partido importante me gusta mirar en los ojos de los jugadores. Y que queréis que os diga, me gustó lo que vi, los chicos estaban a la altura de la ocasión sin duda. Lo que también es verdad son los nervios evidentes en varios que no se notaron en la Semi. Llegamos al campo con tiempo de sobras. Otra vez nos toca sufrir con el tema de vestuarios, pero ningún problema, al igual que la semana anterior, los chicos habían llegado al campo preparados para jugar. Empezamos a calentar y poco a poco vamos subiendo la intensidad. Calentamos al lado de la entrada donde poco a poco va entrando nuestra hinchada, que escenario más bonito, pero también distracción inoportuna. A falta de 5 minutos para que arranque el gran partido y todos al vestuario. Últimas instrucciones, nuestras posibilidades de éxito, Aarón, Arnau y Hugo. En el banco a la espera de su oportunidad estrían Devon, Bruno, Joan, Jan, Marcos, Oliver A y Tomi C. Nacho, Juan y el lesionado Luka nos acompañarían extraoficialmente. Empezamos sacando y peor imposible, el primer portador del Sant Cugat rompe varios placajes y corre medio campo, de la inercia abren balón y ensayo en la banda. Se puede decir que los nervios pudieron con los nuestros y no conseguimos levantar cabeza después del golpe tan temprano. Fuimos incapaces de retener el balón o luchar con la misma potencia e intensidad que el Sant Cugat. Tanto es así que el Sant Cugat nos clava 3 ensayos en los primeros 6 minutos de partido. Después del tercero se les pide a los chicos que se olviden del marcador y de los nervios y que empezaran de 0. Entonces se vieron 15 minutos de lo que este equipo es capaz de hacer, más contundentes en defensa y posesiones más largas balón en mano. Ellos marcan el cuarto, pero nosotros por fin conseguimos romper su línea con una jugada de larga posesión culminada por Noah y transformada por Pol V. Nos estrenamos en el marcador, pero la alegría dura poco ya que el Sant Cugat vuelve a marcar en poco tiempo. 29-7 y visto como los nuestros están jugando el sueño sigue siendo posible. Entra Bruno por Arnau para intentar dar más estabilidad en defensa y parece funcionar. Pero en el último suspiro de la primera parte el Sant Cugat vuelve a golpear y entramos al descanso 34-7. Entramos al vestuario y los chicos han picado fondo, solo queda animarlos y recordarles que fue lo que les llevaron hasta aquí. Los chicos tienen que olvidarse del marcador, los nervios y la presión, y concentrarse en corregir los pequeños detalles, pero sobretodo tienen que sacar el orgullo que todos sabemos que tienen. Entra Devon por Charly y empieza la segunda parte. Ellos vuelven a marcar a los 4 minutos pero todo les cuesta un poco más, los nuestros han subido el nivel. Somos los siguientes en mover el marcador en el minuto 51 gracias a otra larga posesión y un Pedro salvaje. Como en nuestra primera anotación el Sant Cugat tarda poco en responder. Entra Oliver A por Max para dar más fluidez al juego. Nos meten 3 marcas más en el último tramo del partido pero el imagen es bueno, estamos luchando aunque bajo mínimos tanto física como emocionalmente, lo están dando todo. Hacemos entrar a Jan, Joan, Marcos y Tomi para que jueguen unos minutos, ellos también han sido una parte importante para que llegáramos tan lejos en la competición y se merecían participar en la Final. Resultado final, un contundente 58-12. Solo queda que felicitar a un merecidísimo campeón.

Conclusiones:

Jugamos nuestra final el sábado anterior. No supimos rebajar la euforia al igual que no supimos controlar los nervios. Mea culpa, perdonarme chicos.

Todos los agradecimientos del mundo a nuestra gran afición que vino a apoyarnos y no dejaron de animarnos durante todo el partido, desde los sub 14 y sub 18, los resacosos Senior (después de su gran fiesta celebrando el título de División de Honor Catalana), familiares, amigos y viejas glorias del club. Sentimos haberos decepcionado, intentaremos recompensaros la temporada que viene.

Agradecer el esfuerzo del equipo técnico y delegados; mi compi David I, Juaco, Nando y Marc (sin olvidar la gran ayuda de Isaac y Camilo), y los delegados que lo aguantan todo, Robert y nuestra estimada Vero, sin olvidarnos de Manolo, Gastón, Fabián, Fernando y los padres que han ayudado de una forma u otra a lo largo de la temporada, sabéis quienes sois.

Mensaje final al plantel: no dejéis que esta derrota os quite de la gran temporada que habéis vivido, luchasteis y os metisteis en la Final contra todo pronóstico. En el gran día los nervios pudieron con nosotros, de esto se aprende y se crece, la temporada que viene todos estaremos más preparados y conscientes de los esfuerzos y sacrificios que se deben hacer para llegar a la cima. El Club está orgulloso de vosotros. Gracias y felicidades por una gran temporada, ahora toca disfrutar con el Campeonato de España y el 7’s!

A seguir trabajando y VISCA R.C. SITGES!!!

David C.