Última fecha de la liga regular y primer objetivo cumplido: entramos en los playoffs que nos permitirán competir por el título de campeón de la categoría.

El partido era el último escollo para poder acceder a jugar por algo muy grande. Y si bien nos enfrentábamos al peor clasificado de la liga, necesitábamos personalidad y madurez para poner en práctica nuestro plan de juego y prepararnos para lo que viene.

Si pusiéramos los 70 minutos del partido en una bolsa y los mezcláramos, tendríamos un resultado de 1/3 de buen juego por individualidades, 1/3 de caos total y 1/3 de buen juego colectivo. Podriamos decir que con los 2/3 positivos podemos ganarle a casi cualquiera, pero para las semifinales el 1/3 negativo puede costarnos muy muy caro. Aunque también es importante resaltar que, cuando la superioridad es tan grande, es difícil mantener la concentración al 100%. Y el visitante, con sus armas, supo sacarnos del partido durante un buen rato. La verdad que no fue un partido bonito de ver y esperemos haber aprendido la lección para dentro de 2 semanas.

La semifinal será contra el Barca, equipo que está haciendo una excelente temporada y un hueso duro de roer. No lo tendremos fácil pero estamos convencidos que tenemos las herramientas necesarias para llevarnos el triunfo.

Pero antes, el próximo sábado, tenemos la semifinal del equipo B versus el Anoia en su campo. Hasta allí nos iremos a darlo todo y luchar por una victoria que nos dé acceso a la final.

Por último agradecer al árbitro, al equipo visitante y a nuestros delegados en el que fue nuestro último partido de local. El tercer tiempo estuvo excelente como siempre! Todavía falta mucho pero por lo hecho hasta ahora, GRACIAS!