Rugby Club Sitges

Crónica Sub: 16 Sant Cugat B 0 – Rugby Club Sitges 143

Ver Fotos

Sábado 6 de octubre. Nos juntamos en el club a las 10 de la mañana para salir hacia Sant Cugat a afrontar nuestro primer partido de liga contra el equipo B de los anfitriones. Luego de una intensa pretemporada que los chicos han cumplido muy satisfactoriamente nos espera el desafío inicial en el camino hacia nuestro primer objetivo: clasificarnos para jugar la rueda campeonato de la liga catalana.

La sensaciones a estas horas son buenas, solo un rezagado que llega cuando ya nos estamos marchando. El equipo está casi al completo, faltan algunos enfermos y otros que tienen cuestiones familiares impostergables. A los entrenadores se nos infla el pecho de orgullo viendo todos los que somos: los 15 jugadores, los 7 suplentes y una banda de lesionados – que esperamos recuperar pronto – listos para alentar a su equipo. Vamos entendiendo el mensaje… Designamos un par de duty boys que se encargarán del agua y de los balones durante toda la jornada (gracias Ot y Billy) y nos ponemos en marcha en autobús hacia nuestro destino. En el camino se nota a los jugadores concentrados. Vamos bien.

Llegamos con tiempo suficiente para cambiarnos con tranquilidad y hacer una buena entrada en calor. En el vestuario damos la charla de rigor y entregamos las camisetas, que por cierto estrenamos hoy. De los 23 jugadores disponibles debemos dejar a uno fuera de la lista. Nos decidimos por el que ha llegado tarde. Se lo comunicamos personalmente, le damos las explicaciones correspondientes y le aseguramos que su compromiso en el entrenamiento es bueno y que esto es solo una eventualidad. Estamos seguros que el pobre no llegará nunca más tarde a un partido.

Nos encontramos a escasos minutos para que comience el partido y la verdad es que no sabemos con que nos vamos encontrar. Presuponemos que por ser su equipo B serán más flojos que nosotros pero, con el partido de pretemporada de referencia, sabemos que ellos practican un buen rugby.

Ya al minuto de juego todas nuestras dudas quedan disipadas. El Sitges es una maquinita que va a por todas y quiebra a la defensa contraria una y otra vez. Los jugadores de Sant Cugat se ven más noveles y físicamente más débiles que los nuestros pero en ningún momento bajan los brazos. El desarrollo del partido mantiene la misma tónica durante todo el encuentro, con un Sitges dueño del balón que trata de imprimirle dinámica al juego y que defiende bien cuando el balón es de los contrarios. La consecuencia es una catarata de ensayos por un lado y un ingoal invulnerado por el otro. Termina el partido con un resultado demasiado abultado, que a la larga no es bueno ni para uno ni para otro equipo. A destacar: la seriedad con que se tomó el partido el equipo visitante y la entereza y lealtad con la que soportó el local. Un aplauso para ambos!

Mientras los chicos se duchan, el cuerpo técnico comenta el partido a la espera de un merecido tercer tiempo. Tras un buen bocadillo y una gaseosa partimos rumbo a casa con la satisfacción del deber cumplido.

Hoy, más en frío, nos gustaría decirles a nuestros jugadores que este es nuestro primer paso hacia la meta establecida, que el resultado es lo de menos y que es necesario mantener la humildad. También felicitarles por la seriedad con que se han tomado el partido y el respeto demostrado entre ustedes, hacia los contrarios y hacia el árbitro.

Rugbísticamente hablando, en el “haber” nos quedó la dinámica que se le buscó imprimir al juego, la permanente búsqueda de espacios, el apoyo constante y una desesperación positiva de ir hacia delante. También la solidaridad demostrada: no vi en todo el partido una sola muestra de egoísmo sino todo lo contrario, siempre trataron de descargar el balón hacia el apoyo mejor ubicado. En el “debe” las líneas de carrera, los positivos y negativos; era un partido para haber insistido sobre el hecho de darle más de una opción al portador del balón.

La nota negativa de la jornada fue la lesión de Marcel, justo en el partido de su debut. En una jugada accidental se fracturó un dedo de la mano. Te deseamos una pronta recuperación y esperamos verte pronto por el club.

Por último destacar la labor de nuestro capitán. Él, con la ayuda de otros, fue el responsable de mantener la intensidad de juego durante los 70 minutos. Muy bien hecho Dani.

Hasta el martes chicos, a seguir trabajando duro.

2 comentarios sobre «Crónica Sub: 16 Sant Cugat B 0 – Rugby Club Sitges 143»

  1. Felicidades por el juego desplegado y la muestra de respeto que es el seguir jugando al mismo nivel, sea cual sea el resultado. Es la mejor forma de honrar al rival.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: