Rugby Club Sitges

Crónica Sub 16 RC Sitges 24 – 3 FC Barcelona

sub

Ver Fotos

Tercera vez que nos encontrábamos con el Barça este año. A diferencia de las dos anteriores, esta vez jugábamos en el campo de Santa Bárbara. Las dos veces habíamos obtenido un resultado muy apretado pero en ambas, el triunfo, había caído del lado del Sitges.

Por lo tanto, nos esperábamos un partido áspero, disputado intensamente y que se definiría por pequeños detalles. La realidad fue otra. El equipo local mostró un dominio casi absoluto durante todo el encuentro, para llevarse un cómodo 24 – 3.

Durante los primeros minutos del encuentro ambos equipos midieron sus fuerzas hasta que poco a poco el equipo local comenzó a hacerse dueño de la pelota y a dominar en las formaciones. Tal es así que, tras varias fases y un golpe de castigo jugado rápido y con determinación, nuestro medio melé apoyaba junto a la bandera.

Aquí debemos hacer un primer paréntesis y resaltar un hecho excepcional del partido: teniendo a Blai y a Jacobo fuera del equipo, no teníamos chutadores a palos. En la entrada en calor alguien me chiva que nuestro pilar derecho perfilaba maneras y así fue que lo pusimos a practicar. El muchacho, más que un guante tenía un misil en el zapato. Entonces llega el minuto esperado… pelota pegada a la raya. Nuestro Eloi posa la pelota sobre un cono desvencijado, toma carrera y… ADEEEENTRO!!!!!!!!! La grada estalla, los aplausos y vítores se multiplican y a nuestro número 3 se le pinta una sonrisa en la cara que creo que a día de hoy debe seguir teniendo.

El partido continuaba con dominio del Sitges que por momentos realizaba muy buenos movimientos y por otros caía en una especie de adormecimiento y desaparecía del terreno. De todas maneras, y gracias principalmente a un encomiable Nando, los rivales no nos hacían daño en esos momentos de sopor generalizado. Con dos ensayos más y un golpe de castigo en contra nos íbamos al descanso con un 17 – 3, escaso para la potencialidad del local.

Nuevo paréntesis: el autoproclamado Eloi Wilkinson vuelve a colocar la pelota pero esta vez frente a palos. Toma carrera, conecta un nuevo misil y la pelota… al PAAAAALO, el cual todavía está temblando.

El segundo tiempo fue más de lo mismo aunque con menos llegada al ingoal rival. Solo una vez lográbamos vulnerar por completo a la defensa visitante tras una buena jugada de varias fases. Muy poco para la diferencia de posesión que se veía en la cancha. Lo bueno fue que la defensa se mantuvo firme y no recibimos puntos en contra.

Último paréntesis: nuestro pilar / pateador se retiró con un 50% de efectividad en sus intentos a palos, muy buen registro visto lo visto. Lo que nos preocupó a los entrenadores fue que, al finalizar el partido, estaba más contento por sus patadas a los palos que por haber doblegado al pilar contrario o por haber arremetido contra los defensores visitantes. Cosas de la fama jejeje.

Esta vez sí haré una mención especial y es que el trabajo de Nando fue soberbio, demostrando un espíritu indomable y una actitud que nos hizo poner la piel de gallina a todos. Juro que parecía que jugábamos con uno más. Felicidades Nando, te mereces este reconocimiento.

Por último, agradecer al árbitro por su correcto desempeño y felicitar al Barça por no haber bajado nunca los brazos.

Ahora a entrenar como nunca que el sábado tenemos revancha contra un durísimo Hospi.

Fede

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: