Rugby Club Sitges

Crónica Final Senior Femenino RC Sitges 25 – 3 AR Poble Nou

La crónica de esta victoria está escrita por las mismas protagonistas. iremos añadiendo a medida que nos las vayan mandando

Felicidades Chicas!!

393125_10200114167875897_2072790422_n

Ver Fotos
Durante la semana antes del partido, cuando se aproximaba el día los nervios se hacian cada vez más presentes, sabíamos que sería un partido duro e intenso. Llegó el
día y los nervios inundaron el vestuario, aún así jugamos concentradas pero con miedo en la primera parte (algo a lo que no estamos acostumbradas) pero una vez nos
dimos cuenta de que estabamos ya por encima del marcador y nos creímos que la final era nuestra, los nervios se alejaron de nosotras y fue entonces cuando jugamos a
nuestro juego y….nos proclamamos campeonas invictas!

Rosana Basurto (Capitana del RC Sitges Femenino)


Es verdad que fuimos a esta final siendo las favoritas, había pocas posibilidades de que perdiéramos, pero aun así esta ha sido la primera liga en la que hemos jugado
y fuimos al partido con los mismos nervios y seguramente más emoción que el otro equipo. Tanto fuera como dentro del campo vivimos al máximo cada segundo del partido,
el corazón nos latía rápido, las del banquillo solo esperábamos entrar para poder ayudar a nuestro equipo y dentro lo único que importaba era lo que tenías delante.
Sí, todo indicaba que íbamos a ganar. Y sí, quizás ya nos lo esperábamos. Pero la verdad es que hasta que no sonó el pitido que indicó el final del partido no fuimos
conscientes de que acabábamos de ganar nuestra primera liga, y la emoción fue la misma que cualquier otro equipo (favorito o no) hubiera sentido ante tal victoria.

Lia Presas
El pasado sábado se disputó la Final de la Copa del Femenino clase B contra el ARPN acto que todas las componentes del equipo llevábamos meses esperando. Aunque
durante todo el partido vivimos unos nervios intensos intentamos jugar lo mejor posible porque queríamos ganar como fuera esa final que nos había costado un gran
esfuerzo durante varios meses.
Fue un partido duro, las componentes del otro equipo eran grandes, fuertes y sobretodo tenían las mismas ganas que nosotras de ganar ese partido costase lo que
costase, pero al final después de un partido muy disputado conseguimos quedar 25 – 3 con el marcador a nuestro favor.
La verdad, durante ese partido sentí muchísimas cosas, al inicio unos nervios que no podía comparar con ningún otro partido disputado y que llevaba toda la semana
arrastrando. Durante el partido seguían esos nervios pero intentaba mantener la concentración para poder dar lo mejor de mí, pero realmente el mejor momento del
partido fue cuando desde el banquillo oí el pitido del final, en ese momento sentí que ya todo había terminado y los nervios se desvanecían siendo sustituidos por
alegría.
Realmente, espero que esta victoria nos anime a seguir jugando otras ligas e intentar seguir creciendo tanto como personas y jugadoras de rugby.

Imma Robert
Sé que no llevo mucho tiempo jugando a rugby, y en el equipo, pero conozco a muchas de las chicas desde hace unos años. Me decían que lo probara, que me uniera a
ellas, que me lo pasaría genial, y que no me arrepentiría. Todas ellas tenian razón, pero si sólo fuera eso… He conocido a gente increíble, divertida, cercana,
dispuesta a ayudar en todo para hacerte sentir a gusto. Nunca pensé que formar parte de este club podría gustarme tanto. Haber jugado la semi final y la final con
este equipo ha sido más que un placer. Nos ayudamos las unas a las otras, la motivación por parte de cada miembro no muere hasta el ultimo segundo de partido. No hay
adjetivos para cualificarlo, son MUY GRANDES. Todo el RCS es algo increíble que no conoces realmente, hasta el momento que estás dentro y lo pruebas. Quiero dar las
gracias a todos y todas, por haberme hecho sentir parte del equipo desde el principio y ayudarme en todas mis dudas y torpezas como debutante. Espero estar con todos
vosotros/as muchos años mas.
*Todo el rugby club sitges es algo maravilloso que no conoces…

Charlotte André
Después de muchos partidos luchados, sufridos y ganados, por fin llegó nuestra esperadísima final contra unas rivales muy duras y fuertes. Los nervios afloraban las
paredes del vestuario y sabíamos que no nos teníamos que relajar, que teníamos que jugar como nosotras sabemos… pero las circunstancias y la presión hicieron que
nuestro juego no fluyera durante la primera parte, y en la segunda conseguimos abrirlo y romper con la defensa del ARPN. A pesar de no haber sido uno de nuestros
mejores partidos, la euforia fue total y absoluta al finalizar el partido: las féminas del RCS acabábamos de ganar la liga!!!!! tan sólo unos meses después de haber
empezado a entrenar y a jugar a Rugby Union… y unión es lo que nos define: nos sentimos todas apoyadas por cada miembro del equipo, cada uno de los entrenadores,
cada seguidor… nos unimos frente al adversario y luchamos todas juntas y nos esforzamos para mejorar día a día… Todas somos una, una chica sin edad ni
distinciones, feliz y orgullosa de ser quien es, de hasta dónde ha llegado su equipo, del club al que pertenece, y de jugar a RUGBY.
Manon André
El 22 de diciembre jugábamos la final de la primera liga del rugby femenino de sitges, nada más llegar al campo se sentía tensión, ya sea porque el campo estaba lleno
de gente que sabia que íbamos a jugar una final o porque yo estaba tan nerviosa que todo lo notaba cargado. Cuando ya estábamos todas reunidas, entramos al vestuario
un poco relajadas algunas, con muchas risas y chachara otras, pero poco a poco nos fuimos concienciando que estábamos a punto de jugar un partido muy importante y que
mucha gente había venido a vernos jugar y esperaban poder disfrutar de un buen rugby. Después del calentamiento, la charla de los misters, la repartición de camisas y
las grandes palabras de nuestra querida capitana salimos del vestuario motivadas, donde sorprendiéndonos, nos encontramos a la afición formando un pasillo con
banderas del club, haciéndonos notar que estarían allí apoyándonos desde las gradas, como el jugador numero 16. Realmente fue muy alagador y motivador ver a toda esa
gente allí, cosa que me hizo sentir muy orgullosa de ser una jugadora de rugby.

Des del primer momento en que pisé el césped estaba muy nerviosa, y después del pitido del arbitro que indicaba el comienzo del partido aún más, no solo yo estaba
nerviosa, mi equipo y el contricante tambén y eso se hizo notar en el juego, bastante desordenado, con muchas pelotas que se caían pero como siempre, al pasar los
minutos se iba a mejor.
Las delanteras del otro equipo eran fuertes, pero nosotras eramos rápidas, contábamos con raquel que hizo numerosas marcas, y además somos placadoras (esto que se
haga notar que por algo me dejé los hombros en el partido…)que bloqueando al ARPN conseguimos que no hicieran ni una marca.

Un pitido, dos pitidos, tres pitidos y…FINAL DEL PARTIDO! nunca me había hecho tan feliz escuchar los tres pitidos que indicaban nuestra victoria de la primera
liga, de repente el cansancio se había esfumado y la euforia había invadido mi cuerpo, me abracé con mis compañeras, saltábamos de alegría, olvidándonos sin querer,
de las chicas que habían luchado duramente también por la copa que no habían ganado, rápidamente cruzamos el pasillo que habían formado para nosotras y al que
nosotras les devolvimos. Otra vez, hicimos una piña y saltábamos todas a la vez, mojadas por el mister y por chupona con una botella de champán. Este es uno de los
momentos por los que vale darte golpes, acabar con moretones, ojos morados, porque realmente son los buenos momentos los que más se valoran.
Cuando nos dieron la copa alguna se emocionó y se le escapó alguna que otra lagrimilla de felicidad, otras reíamos y continuábamos abrazándonos, felicitándonos por el
partido jugado y sobretodo, agradeciendo a esa gran afición que no dejaron de animarnos y de chillarnos desde fuera, que en los momentos de cansancio, los que te
caías o te hacías daño te apoyaban y chillaban para que te volvieras a levantar y siguieras jugando.

Muchísimas gracias a todos por vuestro apoyo, por haber venido, por vuestros ánimos, GRACIAS!

Amanda Villa

 

Y otra vez hemos ganado, todas juntas como buenas compañeras,como buenas amigas, jugando de manera ordenada y con cabeza. A pesar de los duros entrenamientos hemos
tenido una gran recompensa que es esta final ganada. Al finalizar la dura segunda parte la felicidad entre todas era enorme, lloros, risas y una gran emoción que nos
envolvía.

Carla Vilardell Farràs

Jamás llegue a sentir lo que sentí ese día. El orgullo de haber elegido este deporte, de llegar entre tan buenas manos, de luchar por lo que queríamos y al fin
lograrlo. La verdad, son sensaciones indescriptibles, increíbles…

Raquel Garcia Godin

Ganamos, es verdad, muchos lo vieron pero no observaron en detalle la verdadera victoria.
Una actitud, un esfuerzo, una unión.. esa es la victoria

Alba

El dolor es pasajero pero la gloria eterna, no hay limites a nuestro esfuerzo ni a lo que podemos conseguir.. Asi que esto aquí no acaba familia. A por todas!!!!!!!!!!!!! (Bien merecida la victoria y bien orgullosa que estoy de pertenecer a este club)

Hannah Gascoigne

Hace relativamente poco que juego al rugby. Nunca antes había jugado en un equipo y me encanta pasar de decir “he”, a decir “hemos”, eso es un equipo. Y eso es lo que he sentido al ganar la liga, difícil de explicar pero fácil de sentir.

Laia Trilla

” Esfuerzo, tesón, ilusión, respeto, juego de equipo, unión…Éstas han sido algunas de nuestras (misters y jugadoras) claves del éxito de esta liga. Partido complicado por la mezcla de nervios y emoción que había, y que hizo no jugáramos tan bien como en otros. Pero todas fuimos a por todas, nuestro listón estaba ahí y queríamos conseguirlo. Dentro del campo se oían las palabras de aliento mutuo (venga chicas, venga Sitges, hacemos esto, probamos aquello, empujad fuerte, ánimos…). Y llegó el final del partido y saltamos de alegría. Únicamente nos quedaba la preocupación por nuestra compañera Cecile, que se la llevaron en ambulancia al Hospital con un corte en la ceja. Todas la esperamos para hecerle el “pasillo” que se había ganado.
LA NOTA DEL PARTIDO: Cecile abandonó el campo llorando, pero no de dolor. Decía: “que mala suerte, acabo de entrar y me lesiono. No podré acabar el partido”.Los que estaban cerca estaban asombrados, jamás habían oído a una jugadora abandonar el campo de juego lesionada hablando así. Éste es el espíritu del femenino.VIVA EL RCS FEMENINO.”

Mercè Sumarroca

3 comentarios sobre «Crónica Final Senior Femenino RC Sitges 25 – 3 AR Poble Nou»

  1. ¡¡¡FELICIDADES!!! Transmitís una vitalidad e ilusión que bien se merece un momento como este.Enhorabuena también a los entrenadores y a todos los que os ayudan. Seguir entrenando, que vale la pena.

  2. Muy bueno chicas 🙂 pero n hay q olvidarse de Cecile, q voló del hospital al campo para celebrar con nosotras la victoria, pues dudo mucho q lo olvide nunca, eres enorme!!!! Y dar gracias a los misters q aunq nos qejemos d flexiones, barqitos y de más…. al final parece q da resultados gracias por estar ahí en todo momento.

  3. Un orgullo formar parte de vuestro equipo, aunque ahora no sea jugadora… y gracias por dejarme compartir vuestra ilusion ya que desde fuera estoy 100% con vosotras y con MUCHAS ganas de veros jugar mas y mas… Os quiero a todas (jugadoras y ex-jugadoras) Besos Pipi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: