Llegó la jornada 5, partido contra nuestro gran contrincante en años recientes, la Santboiana (UES). Un partido que subrayas justo salir el calendario. En principio nos tocaba jugar como visitante pero la UES nos pidió el favor de cambio de fecha debido a una gira pendiente, una larga historia que ahora no viene a cuento. Entrabamos la semana con buenas sensaciones después del partido contra el BUC y el equipo se empleó a fondo al largo de la semana, aunque como va siendo la costumbre, en ningún momento pudimos entrenar con el 15 completo. Llegó el día del partido, un domingo y en horario poco habitual, las 15:45. No esperábamos mucho público, pero la verdad es que el apoyo local fue realmente excepcional. Los dos equipos tendrían bajas importantes, en nuestro caso por alguna lesión y varios que ya habían empezado sus viajes navideños. Saldríamos con Tano, Marino, Pedro, Alberto, Ima, David, Arnau, Segu (c), Yaidel, Jason, Aarón, Lucas, Victor, Matthew y George. El banco lo compondrían Lluri, Hugo R, Dan, Ajani, y Joan. Fede lo intentó, pero no pudo superar el calentamiento. Recalcamos el plan de juego por última vez antes del partido y a jugar.

El partido empezó como se esperaba, un ritmo frenético con dos equipos altamente motivados dándolo todo y sin dominador claro. Nosotros no conseguimos materializar las pocas oportunidades que tuvimos, sea por fallos en ejecución o falta de paciencia. En cambio, la UES aprovechó un placaje fallado en un contragolpe para avanzarse en el marcador 0-7. No ayudó estar jugando con uno menos debido a una expulsión temporal por faltas reiteradas, otra demostración de lo que debemos crecer a nivel disciplinario. Así acabaría la primera parte, un placaje fallado la diferencia. En el descanso repetimos las consignas iniciales ya que parecía que no nos habíamos enterado la primera vez, y eso que eran sencillas. Estamos jugando bien, pero nos falta el plus de disciplina táctica. Arranca la segunda parte y los nuestros salen a tope. Conseguimos acercarnos al marcador 5-7 a través de un ensayo muy trabajado y bien ejecutado. Pero la alegría dura poco. Una melé en contra en nuestro campo, teóricamente poco peligro tal y como íbamos defendiendo. Pues arranca su 8 y otro placaje fallado nos cuesta un ensayo bajo palos, 5-14. Empezamos a retomar la ascendencia, pero un fallo de ejecución provoca un rebote que la UES aprovecha para extender su ventaja, 5-21. Los nuestros no se rinden. Otra fase de continuidad termina con ensayo por la banda y acortamos distancias 10-21. De allí en adelante sería un constante acoso de los nuestros tanto en defensa como en ataque, pero no fuimos capaces de tener la paciencia para modificar el marcador. Resultado final, 10-21 y enhorabuena a nuestro contrincante.

Conclusiones… Estamos bien, pero para progresar tenemos que corregir muchas pequeñas cosas. La actitud y entrega de los chicos no se puede negar, en este aspecto todos estuvieron fenomenales. Destacar la actuación de Marino que estuvo colosal mientras sus pulmones aguantaron; y el regreso de Matty, lo que llega a ofrecer al equipo dentro y fuera del campo vale su peso en oro. Ahora lo que no nos gusta oír… No poder entrenar con el 15 al completo es una tendencia que nos está saliendo cara; y una vez más la falta de disciplina nos salió carísimo, y la falta de disciplina táctica más. Ahora toca “sobrevivir” el periodo navideño y preparar lo mejor posible el siguiente partido contra el imbatido CR Sant Cugat.

Felices fiestas a todos!

Visca RC Sitges!

David C.